Historia Television Argentina 1951 - pág.16 - Television Argentina

--20190925 11186 Visitas

La Argentina peronista, Teatro de 1951, Primeras transmisiones, Teatro de 1951 (II), Más teatro de 1951, Primeras peripecias, El cine de 1951, Alberto Moneo, La radio de 1951, Los primeros de ficción, Medios de difusión, Iván Grondona, Muertes de 1951, La síntesis cine-teatro-televisión, Los primeros de no ficción, Pasaban cosas en 1951, La conmoción, Pronósticos, TV Ficción 1951, TV No ficción 1951
La Argentina peronista Teatro de 1951 Primeras transmisiones Teatro de 1951 (II) Más teatro de 1951 Primeras peripecias El cine de 1951 Alberto Moneo La radio de 1951 Los primeros de ficción Medios de difusión Iván Grondona Muertes de 1951 La síntesis cine-teatro-televisión Los primeros de no ficción Pasaban cosas en 1951 La conmoción Pronósticos TV Ficción 1951 TV No ficción 1951
La Argentina peronista Teatro de 1951 Primeras transmisiones Teatro de 1951 (II) Más teatro de 1951 Primeras peripecias El cine de 1951 Alberto Moneo La radio de 1951 Los primeros de ficción Medios de difusión Iván Grondona Muertes de 1951 La síntesis cine-teatro-televisión Los primeros de no ficción Pasaban cosas en 1951 La conmoción Pronósticos TV Ficción 1951 TV No ficción 1951

Nos legó un cuadro importante a cada uno a Alfredo Al-cón, a Norma Aleandro y a mí, un departamento a Marcela Sola, y 70.000 pesos a Alejandra Boero, mucha plata en ese entonces, con la cual levantó el teatro Andamio 90 ".

Los primeros de no ficción

Y en la programación de no ficción, ciclos que quisiéramos tener hoy: fútbol en directo con Enzo Ardigó, Lalo Pelliciari, Néstor Veltri y en el campo de juego Raúl Goro, musicales de jerarquía, en muchos casos desde exteriores (TV Ballet, TV Conciertos, la representación desde el Teatro Colón de La muerte del cisne), otro ciclo de música culta: Noches de ensueño (producción de SY Publicidad), y en saludable pluralidad Patio porteño y Fiestas españolas.

La oferta musical incluía en diciembre desde la representación de La geisha de Franz Lehar, con Alicia Arderius, dirigida por su marido, Enrique T. Susini hasta la espectacular morocha Maruja Montes, todavía incursionando en el género español. Jean Cartler, "el trovador de París " (nacido en Rumania), era una de las atracciones musicales, presentándose en simultáneo por radio y televisión. En noviembre brindó su singular arte el notable pianista y cantante cubano Bola de Nieve con su orquesta.

En una época de gran difusión y protección al tango y el folklore, Los Hermanos Abalos, Hugo Díaz con su armónica y el popular Alberto Castillo realizaron presentaciones estelares, lo mismo que otras figuras cuyos nombres hoy casi no se recuerdan como Prudencio Giménez o la Compañía Folklórica Argentina Pampa y Cerro. Para la prehistoria televisiva, el conjunto Las Palomitas fue el primer número musical que se presentó con carácter experimental, en agosto de este año.

La mítica Doña Petrona C. de Gandulfo conducía un ciclo de cocina; y la oferta para la mujer se complementaba con Tardes de vosotras, uno de los primeros ciclos provenientes de la radio.

No faltaban los programas de entretenimientos: Gran revista de entretenimientos (conducida por Juan Carlos Thorry, hombre multifacético que también conducía ciclos por radio) y Complételo usted, con el hispánico y elegante Federico.

El sobrio y distinguido Juan José Piñeyro condujo Prendas y acertijos y el expansivo Carlos Ginés encabezó durante 1951 y 1952 Señora...sea práctica, que venía animando por radio Splendid. Con gorro de cocinero, el popular "Carloncho " enseñaba a preparar platos de comida a señoras que aparecían en cámara (y a las pocas privilegiadas que contaban con un televisor en su hogar).

El célebre dibujante Divito, director de Rico Tipo, realizaba sus faenas, acompañado por Anita (no sabemos quién era, pero presumimos que debía ser bellísima). Aunque no pudimos confirmar el título del ciclo, inferimos que se trataría de La vida es una historieta, que realizaba por radio Belgrano auspiciado por Flit, el popular matamoscas de los años cincuenta.

Había lugar para el ventrílocuo Agudíez con Pánfilo, "el muñeco con alma ", para el lujo (La fiesta de las joyas auspiciado por Casa Ricciardi, con joyas valuadas en treinta millones de pesos moneda nacional, producción de Guía Publicidad), para la moda, con prendas del joven modista de Eva Perón, Paco Jamandreu, para un desfile de mallas Masllorens (conducido por Juan José Piñeyro y Raúl Rossl) y para los chimentos con Mariofelia (con lo cual se comprueba que ni Valentina ni Lucho Avilés inventaron el género).


Compartir:


Página 16 de 20
 

Paginas: