Historia Television Argentina 1952 - pág.6 - Television Argentina

--20190925 11152 Visitas

Desde la histórica transmisión inaugural de 1951 hasta el año 2000, pasando por la llegada del color en la década del ´80, la televisión argentina ha vivido una larga y rica historia. En Todo Tiene un Porqué recorremos la historia de un dispositivo que trascendió su condición técnica y se convirtió en un verdadero fenómeno cultural y social que marcó el Siglo XX para siempre. Detalles de Historia Television Argentina 1952.
¿Qué se veía? La ficción dramática De procedencia teatral o literaria El teatro de 1952 Telecomedias Recuerda Moneo El cine de 1952 Tropicana Club Otras "telerrevistas" La radio de 1952 ¿La estrella de la televisión? Deportivos Muertes de 1952 Musicales y otros de no ficción La muerte de Eva Perón Pasaban cosas en 1952 Un par de hombres fundamentales Negocios y balances Ficción 1952 No ficción 1952

Siguiendo con programas con escasa información, varios fueron encabezados por populares cómicos: Pablo Palitos, Tato Bores por dos (Telelocuras de Igor, con el célebre personaje radial escrito por Julio Porter y Ojos y oídos del doctor Tato Bores, con libros de Landrú), Don Pelele, Fidel Pintos (en simultáneo con Radio Belgrano, "este Fidel mete la nariz en todas partes " decían las publicaciones humorísticas de la época), más Margarita Padín en el microprograma ¿Quién habló? y el gauchesco Fernando Ochoa, acompañado por Maruja Montes, en un ciclo emitido los jueves a las 21.

La prominente nariz de Fidel fue el motivo de una publicidad de Raytheon, que para graficar el ancho de sus pantallas lo caricaturizaban de perfil dentro de un televisor de la marca.

Los sábados a la tarde tenían como destinatarios a los niños; así vemos Teleteatro para niños, con libros de Eugenia del Oro, La calesita de Marylln, con la célebre Pandilla Marylin y el Teleteatro de títeres.

Recuerda Moneo

Alberto Moneo nos brinda sus recuerdos de algunos de esos ciclos de ficción: "Los teleteatros obviamente iban en vivo. El actor tenía que estudiar de un día para otro un tremendo parlamento. El espacio físico era muy chico. Había que lidiar con los decorados. Los autores, muchos provenientes de la radio, no tenían gran dinamismo. Pero también en el cine de la época eran dos que iban dialogando, muere hasta el apuntador. Hoy con la computadora se hace cualquier cosa ".

Pocos actores de radioteatros participaron en los primeros teleteatros: "Generalmente la primera actriz de radioteatro era más vieja que el loro, más fea que un tren. Cómo la ibas a poner a ella de primera dama. En esos tiempos había un problema de imagen. Los protagonistas tenían que tener presencia, estar limpios, debían parecer que estaban perfumados. Los actores tenían dos contras: aprenderse la letra y acordarse de la puesta, no sabían dónde estaba la cámara. En los límites había marcas con tiza, o muebles, o asistentes tirados en el piso. Hubo actores que salieron por la ventana. Otro puso la letra sobre un decorado... no sabía que era de un programa anterior y se lo llevaron. Fue un desastre ".

Para Moneo (y hay consenso sobre el tema) los dos directores más importantes de los primeros tiempos fueron Oscar Orzábal Quintana y Luis Alberto Negro. Así los recuerda: "Orzábal era el tipo frío y académico, decía «cámara uno tal cosa, cámara dos tal cosa». Flemático. Siempre con guantes y paraguas. Un tipo de mucho talento, un verdadero matemático. Un día íbamos en jeep, manejaba «Pancho» Guerrero a gran velocidad, se nos cruzan varios autos y por poco nos matamos. Todos sudando después del susto y Orzábal dice: «Buena maniobra». Lo queríamos matar ".


Compartir:


Página 6 de 17
 

Paginas: