Historia Television Argentina 1952 - pág.8 - Television Argentina

--20190925 11155 Visitas

Desde la histórica transmisión inaugural de 1951 hasta el año 2000, pasando por la llegada del color en la década del ´80, la televisión argentina ha vivido una larga y rica historia. En Todo Tiene un Porqué recorremos la historia de un dispositivo que trascendió su condición técnica y se convirtió en un verdadero fenómeno cultural y social que marcó el Siglo XX para siempre. Detalles de Historia Television Argentina 1952.
¿Qué se veía? La ficción dramática De procedencia teatral o literaria El teatro de 1952 Telecomedias Recuerda Moneo El cine de 1952 Tropicana Club Otras "telerrevistas" La radio de 1952 ¿La estrella de la televisión? Deportivos Muertes de 1952 Musicales y otros de no ficción La muerte de Eva Perón Pasaban cosas en 1952 Un par de hombres fundamentales Negocios y balances Ficción 1952 No ficción 1952

Un elemento novedoso lo constituyó la presencia de público en el estudio, oficiando de clientes del Tropicana Club.

En uno de sus números de 1952 Sintonía no ahorraba elogios: "Es el más fabuloso espectáculo revisteril ofrecido hasta la fecha que ha sido irradiado fuera del teatro. Con ritmo de revista, de revista apropiada para la TV, por supuesto, Tro-picana Club resume en sus cincuenta minutos de transmisión, las alternativas ágiles de las más grandes atracciones cómicas, musicales y coreográficas del cine, el teatro y la radiotelefonía nacional. Todo ello hilvanado, acondicionado, especialmente para ser captado por las cámaras televisoras en brillantes guiones del cotizado libretista Miguel de Calasanz ".

Los cincuenta minutos de transmisión fueron variando, muchas veces la emisión excedía las dos horas, dependiendo de las atracciones musicales, que no necesariamente respetaban rígidos horarios fijos.

Durante 1952 pasaron por el Tropicana: la cubana Amelita Vargas (afincada en el país desde 1946, protagonista de varias películas de bajo presupuesto), José Cibrián, Ana María Campoy, Fidel Pintos, Cuquita Carvallo, el cantante italiano Teddy Reno, Margarita Padín, Osvaldo Miranda, el cantante portorriqueño Bobby Capó, Olga Gatti, John Paris, Uta Landi, Fernando Torres (dos de los principales cultores del bolero), Roberto Ximénez, Beba Bidart, Juan Verdaguer, Blackie como intérprete del jazz negro, Rivera Enríquez, Marfil-Valencia, el modista Paco Jamandreu, Juan Carlos Thorry, Analía Gadé, Tania, Alejandro Maximino, Tincho Zabala, Jovita Luna, Gladys Marval y Lupe Cortés. En una palabra, casi todas las atracciones nacionales y visitantes extranjeros de comienzos de los cincuenta.

Otras "telerrevistas "

Otra impactante cubana, Eva Flores ("la muñeca de oro de Cuba"), encabezó dos ciclos: De Cuba llegó el amor, en el aire al menos durante octubre y noviembre, con libros de Eric Della Valle y Miguel Petrucelli, dirección de Orzábal Quintana, acompañada por Carlos Ginés y José Dorado, y Rumba rica, durante noviembre y diciembre, libro de De Calasanz, dirección de Gerardo Noizeaux, acompañada por Héctor Calcaño, el joven Miguel Ligero, el cantante de boleros Eduardo Farrell y Miguel Mileo.

Nuevamente Sintonía (en su edición 549, de diciembre de 1952) daba sus plácemes a un espectáculo cien por cien televisivo (para los parámetros de la época): "«Sabrosura de mujer», como diría un bongocero del trópico, Eva Flores aúna a su belleza e ingenio hechicero y diabólico de las vestales caribes, sapiencia milenaria y secreta que ella ha «robado» con singular delicadeza y que emplea a las mil maravillas, en los escenarios donde asienta sus pies movedizos y gráciles. En estos días, con su bagaje de grada y canciones antillanas; con sus guarachas dicharacheras, sus mambos infrarrojos y sus rumbas inyectadas con ají de San Vito, Eva ha vuelto a los espacios de LR3 TV presentando sus famosas revistas Rumba rica, brillante creación del popular autor Miguel de Calasanz. En Rumba rica la chispeante vedette y cancionera cubana hace lo que le viene en ganas. Canta, baila, hechiza, dialoga y hasta intenta tomar el pelo a su partenaire, aunque esto no lo consigue, pues éste no es otro que Héctor Calcaño. Miguel Mileo es el encargado de animar junto a ella los pasajes románticos y luce su porte gallardo y correcto. El Ballet de Victoria Garabato y numerosas figuras prestan su brillante apoyo a esta novísima telerrevista ".


Compartir:


Página 8 de 17
 

Paginas: