El mejor semental

El mejor semental Top Argentino

Hípica Argentina

10-10-2019 150 Visitas

Así como consideramos a Botafogo el mejor caballo que actuó en nuestras pistas, no podemos dejar de reconocer a Congreve como el más grande de los padrillos que hubo en Argentina, por lo que merece párrafo aparte...

Caballo Congreve


Así como consideramos a Botafogo el mejor caballo que actuó en nuestras pistas, no podemos dejar de reconocer a Congreve como el más grande de los padrillos que hubo en Argentina, por lo que merece párrafo aparte.

Caballo Congreve
Caballo Congreve.

Su padre, Copyright, fue adquirido por don Jorge Atucha en Inglaterra por una suma inferior a las 1.000 libras, para prestar servicios en el haras «El Pelado". La llegada al país de este ejemplar produjo más decepción que entusiasmo, lo que sirvió para colmar de críticas a su adquirente.

Se trataba de un caballo zaino colorado sin grandes rasgos físicos. El mismo año de su llegada, 1923, cubrió a unas veinte yeguas, de las que unas quince quedaron grávidas, teniendo lugar los primeros nacimientos a fines del invierno de 1924, correspondiendo los siete primeros a otras tantas potrancas. El octavo resultó un potrillo zaino de muy buen tamaño, hijo de Per Noi, que corriera cuatro carreras ganando las tres primeras y llegando segundo en lá restante. Per Noi antes de esté potrillo había producido un potrillo que nació muerto, y dos potrancas: la ganadora Afiche y Atalanta.

El potrillo, que nació el 9 de octubre, fue bautizado Congreve, y con el correr de los meses fue completando su desarrollo, destacando un físico respetable.

Salió a las ventas en el año 1926 adquiriéndolo el Sr. Joaquín Noschesse, dueño de un restaurante en la calle Triunvirato, en Buenos Aires, que poseía otros caballos de carrera, entre ellos a Suri, ganador de numerosas carreras, al cuidado de Naciano Moreno, y defensor del stud Pensamiento. Una de las montas favoritas de don Naciano era el jóckey Roberto Carabajal, quien por ese entonces obtuvo patente de cuidador y además se casó con la hija del Sr. Noschesse- «Don Giacchino", como se lo apelaba a éste, adquirió, como hemos dicho, al potrillo por la suma de 8.500 pesos y lo envió al stud de su flamante yerno.

El zaino evidenció pronto relevantes condiciones y el 16 de abril de 1927 hizo su estreno conducido por su cuidador. Congreve fue vencido en esta carrera por Levantisco, que llevaba en su silla a Irineo Leguisamo. Este hijo de Caid estaba al cuidado de Francisco Maschio. Siete días más tarde Congreve vuelve a correr, y con Carabajal en su cruz sale dé perdedor venciendo a Sammy en 58" 2/5 para los 1.000 metros, por 2 1/2 cuerpos.

Un mes más tarde toma desquite de Levantisco venciéndolo en 1?31"4/5 en 1.500 metros, siempre con Carabajal en su montura.

Al mes siguiente posterga a Ataúlfo en el clásico Montevideo, y vuelve a batir al mismo Ataúlfo a los diez días en la disputa del clásico Zubiaurre, siempre conducido por su cuidador Carabajal. Se presenta a disputar la Polla de Potrillos y su dirección es confiada a Ramón pelletier, obteniendo el triunfo por media cabeza sobre Ataúlfo que pósterga por igual distancia a Table Gréen. Luego de la carrera se pudo comprobar que el caballo se había fisurado y debió ser puesto en cura, por lo que no pudo volver a correr durante todo ese año.


Compartir:




Paginas: