El caballo de carrera

El caballo de carrera Top Argentino

Hípica Argentina

10-10-2019 31 Visitas

Como hemos visto las carreras de caballos datan de épocas remotas, pero en su forma moderna, es décir, como espectáculo hípico se originaron en Inglaterra donde ya cobraron carácter de diversión popular en tiempos de Enrique II...
caballo carrera historia topargentino

Como hemos visto las carreras de caballos datan de épocas remotas, pero en su forma moderna, es décir, como espectáculo hípico se originaron en Inglaterra donde ya cobraron carácter de diversión popular en tiempos de Enrique II. Durante el reinado dé Ricardo Corazón de León, se corrió la primera carrera en que se disputó un premio en dinero, obteniendo el ganador una recompensa de 40 libras oro. También fue este monarca quien comenzó a importar caballos árabes para mejorar las razas nativas.

El caballo de carrera

La primera mención que se conoce de carreras anuales regularmente establecidas, corresponden a las efectuadas en Chester, allá por el año 1512. Cuatro siglos después siguen celebrándose competencias en el hipódromo de dicha ciudad. Bajo el reinado de Jacobo I, de 1603 a 1625, el deporte hípico cobró auge, ya que este monarca patrocinó las carreras de caballos en Croydon y Enfield, suburbios de Londres, y también favoreció la iniciación de las hoy mundialmente famosas pistas de Newmarket y Epsom Downs.
En 1660, Carlos III, llamado por muchos de sus súbditos «el padre del deporte hípico" contribuyó a darle mayor impulso, ya que en ocasiones llegó a participar personalmente en las carreras de Newmarket. Fomentó asimismo la cría de caballos pura sangre, únicos que podían competir en las pruebas, requisito , que se exige hasta la fecha, ihundialmente en todos los hipódromos de primera categoría.

Con el tiempo se planteó la necesidad de llevar un registro fidedigno del linaje de dichos caballos pura sangre. Fue así que se establece en el año 1791, el General Stud Book, creado por James Weatherby, en´el cual se vienen registrando sin interrupción los datos genealógicos de los toroughbreds o pura sangre inglesa. El estudio de los datos contenido en dicho registro ha revelado un hecho interesante y poco conocido fuera de los círculos hípicos; sin excepción todos los caballos pura sangre de carrera del mundo, descienden en línea paterna de tres famosos sementales nacidos en Inglaterra durante el siglo XVIII.

Estos tres famosos sementales derivan a su vez de tres caballos de raza árabe que luego de recorrer los más curiosos caminos llegaron a Inglaterra. Tales ejemplares fueron: «Byerley Turk", colorado, nacido en 1680; «Darley Arabian", zaino, nacido en el año 1702 y «Godolphin Barb" también zaino, nacido en el año 1724, adoptando el nombre que le prestaron sus respectivos propietarios: el capitán Robert Byerley, Mr. James Darley, y Lord Godolphin.

Pasados algunos años de la iniciación y reproducción de estos sementales, surgieron tres de sus descendientes directos que implantaron otras tantas dinastías de las que descienden todos los animales pura sangre de carrera.

El primero de ellos fue «Matchem", zaino, nacido en el año 1748, hijo de Cade, éste por Godolphin Barb; el segundo fue «Herodes", zaino, nacido en 1758, hijo de Tartar ,a su vez biznieto de Byerley Turk y finalmente «Eclipse", alazán, nacido en 1764, hijo de Maske, biznieto de Darley Arabian, a quien se le puso ese nombre por haberse producido ese fenómeno metereológico el día de su nacimiento.


Compartir:




Paginas: