La historia de las carreras

La historia de las carreras Top Argentino

Hípica Argentina

10-10-2019 107 Visitas

No hay noticias que tengan fundamento, de que existiesen antes de la época de Homero las carreras de caballos, pero sí consta en sus escritos y en los de sus contemporáneos, que comenzaron a ejecutarse en sus días, en cuyo tiempo la educación de los caballos llegó a ser tal que obedecían a...
historia carreras caballos topargentino

No hay noticias que tengan fundamento, de que existiesen antes de la época de Homero las carreras de caballos, pero sí consta en sus escritos y en los de sus contemporáneos, que comenzaron a ejecutarse en sus días, en cuyo tiempo la educación de los caballos llegó a ser tal que obedecían a una simple voz o señal con docilidad, lo que proporcionaba vistosas evoluciones en los espectáculos públicos.

Todos los pueblos antiguos usaron, como vimos, del caballo y debió llegar a la máxima perfección para que un hombre solo pudiera sujetar cuatro o más dé frente tirando de un ligero carro, como nos lo recuerda las cuadrigas de las medallas, o saltando de uno a otro en las carreras yendo sin tiro.

En la antigua Grecia las carreras de caballos se realizaban en los juegos que se celebraban en las diversás ciudades, dentro de un marco establecido a cada una de ellas.

El caballo en la historia
Carrera de caballos en Grecia antigua.

Cada cuatro años se celebraban los Juegos Olímpicos, existiendo una tregua o suspensión de las hostilidades, para permitir viajar sin peligro a los iban o volvían de Olimpia, que duraba tres meses. De esta manera el pueblo griego cada cuatro años estaba no sólo en paz, sino reunido por un común entusiasmo inspirados en móviles superiores a los de sus pequeñas patrias. Además también cada cuatro años se convocaban en Delfos, alternados con los de Olimpia, para los juegos Píticos, que llevaban aparejados una tregua semejante.

Cada dos años, a su vez se celebraban en Corinto los juegos llamados Istmicos, que si bien no tenían un carácter tan marcadamente religioso como los anteriores reunían la mayor parte de los atletas por ser Corinto, lugar de su realización, el punto más céntrico de los pueblos panhelénicos, y finalmente en Nemea, cerca de Argos, cada tres años se realizaban los llamados juegos Nemeos, proponiéndose para todos, treguas que eran religiosamente respetadas. Era algo parecido a lo que más tarde fue una costumbre durante la Edad Media y se conoció como las treguas de Dios.

Todos los juegos en Grecia tenían carácter religioso. Los de Olimpia y Nemea, pretendían hacer creer que fueron iniciativas del propio Hércules. Los juegos Píticos se debían a Apolo que los instituyó para apaciguar a la serpiente Pitón y la fundación de los Istmicos se atribuía a Teseo, primer rey de Atenas. Estas tradiciones muestran la antigüedad de los juegos panhelénicos. Todos ellos eran presididos por una sacerdotisa.

En todos estos juegos se efectuaban diferentes competencias a saber: el primer día se realizaban exclusivamente carreras pedestres y las distancias variaban entre los 200 y 5.000 metros, habiendo para cada una de las diferentes distancias dos categorías según se tratara de jóvenes o de hombres; las mujeres no podían participar. Luego se realizaban las competencias de salto; en días siguientes tenían lugar las pruebas de lucha que se dividían en tres tipos: de fuerza y habilidad, de boxeo y de pankration o combinación de boxeo y lucha donde todo se permitía, hasta dar patadas o mordiscos y se reservaba para el final de los juegos, las carreras de caballos.


Compartir:




Paginas: