El caballo en la historia - pág.2

El caballo en la historia - pág.2 Top Argentino

Hípica Argentina

--20191010 117 Visitas

La domesticación del caballo, considerada por Buffon como la más noble conquista del hombre, se remonta a los albores de la civilización...
domesticación caballo caballo en la historia topargentino

El caballo en la historia.

Los antiguos griegos no poseían caballos autóctonos; los importaron de Egipto y rápidamente los incorporaron a su mitología. Para ellos, el primer caballo brotó de la tierra al golpe del tridente de Neptuno, cuando éste discutió con Minerva sobre el nombre de Atenas; el mismo dios fue el primero que los domó y enseñó a montarlos, por lo que se le llamó Ecuester y a su vez Minerva enseñó a Bellerophonte a domar el caballo Pegaso. La fábula concede el origen de montar a los centauros, hijos de Ixión, y por esta razón, cuenta Virgilio, los creyeron medio hombres y medio caballos, pintándolos de esa forma, antes de la guerra de Troya.

El Palladión o caballo de Troya, prueba que los griegos hacían uso del caballo en aquella época ,ya para tirar de sus carros de guerra, ya para montarlos. Si del caballo pasamos por tener por caballeros a los que usaron de él en los combates, los centauros y los lapitas son los marcados como los primeros caballeros y también lo fueron Castor y Polux, griegos anteriores a la guerra de Troya, a los que se tomó por tipo en muchas monedas acuñadas en esa época. Jenofonte por su parte nos ha dejado dos trabajos sobre el arte ecuestre: «Sobre la equitación" e «Hiarchicus". En la época de Pericles la caballería adquirió gran desarrollo y Alejandro Magno al emprender la conquista del Oriente llevaba consigo 7.000 caballos. El suyo, Bucéfalo, es el caballo más célebre de la antigüedad.

El caballo en la historia
Ejército sumerio con carros de 2 y 4 ruedas.

En Europa se han encontrado esqueletos de caballos que datan de principios del cuaternario. Mil años antes de nuestra era los etruscos ya empleaban estos animales para tiro, montura y ceremonias religiosas. Que se usaron también en las guerras de Eneas en Italia, lo acredita el mismo Virgilio cuando dice en «La Eneida" que Mesapo era un gran domador de caballos y que Camila, reina de los primitivos volscos, que hizo la guerra a Eneas, mandaba por sí un escuadrón de caballería.

La pasión que los romanos sentían por los caballos condujo a seleccionarlos según las misiones a qüe se destinaban. Por ese entonces se organizaron en sus ejércitos los relevos de postas, lo que les permitía recorrer más de 160 kilómetros por día.

Sin embargo la caballería no ocupó jamás un lugar preponderante en las legiones romanas. El feroz Calígula nombró cónsul a su caballo Incitatus mandando erigir un palacio para albergarlo destinando 500 esclavos para su cuidado, a la vez que le asignaba ün lugar para sentarse en el Senado Imperial.

Con la caída y desmembramiento del Imperio Romano aparecen una serie de pueblos, causante de la misma, que al invadir evidenciaron la importancia de la caballería mostrándose diestros jinetes. Organizadas las naciones, la caballería ya adquiriendo cada vez mayor esplendor, tomando el rango de verdadera institución y en consecuencia los caballos cobran una importancia extraordinaria.


Compartir:


 

Paginas: