Diccionario Folklórico Argentino - pág.232 - Folklore Argentino

--20191001 111541 Visitas

Diccionario Folklórico Argentino con más de 10.000 términos sobre tradiciones orales, cuentos, leyendas, proverbios y chistes, y cultura gauchesca, que va desde accesorios hechos a mano, como el mate, a rituales de las celebraciones argentinas, el asado, las danzas folclóricas y la forma del vida de los gauchos.
Diccionario Folklórico Argentino 10.000 términos tradiciones orales cuentos leyendas proverbios chistes cultura gauchesca folclore argentino topargentino


En cuanto a los cordófonos, de origen europeo, antes mencionados, el sólo recuerdo de lo que fueron la guitarra para el gaucho, el arpa y el violín en todas las ciudades y pueblos provincianos del siglo pasado, explica que hayan existido en casi todos ellos artesanos populares que los fabricaran.
Se empleaban maderas de ceibo, de tala, de palo borracho, de pencas y cuerdas de tripa, y hasta de cerda.
Actualmente quedan muy pocos fabricantes populares de guitarras, arpas o violines y hasta son también muy pocos sus ejecutantes rurales. Estos últimos adquieren ya sus instrumentos en el comercio. La noble artesanía popular no ha podido competir con la producción en gran escala procedente de las principales ciudades del país».
INVENTARIO. En caló, el prontuario individual.
INVERNADA. Dícese de los campos de buenos pastos, indicados o reservados para el engorde de los ganados en la estación invernal. En el país, suelen reservarse potreros especiales para este fin.
IRSE AL HUMO. En lenguaje popular, vale por acometer, atropellar. Modismo que implica la acción de embestir casi sorpresivamente a una persona, casi siempre con mala intención, de herir o buscar camo-
IRSE COMO LISTA DE PONCHO. Expresión popular equivalente a: sin interrupción, seguidamente. Deslizarse una persona o cosa con continuidad. Se asocia al tejido del poncho listado que, cuando se deshilacha se deshace por completo. Una definición clara del modismo, la da Javier de Viana, cuando escribe: «En el campo habían de encontrar algún caballo descansado y, tan pronto como el indio jefe de la partida hubiese mudado, la cosa iría como lista de poncho.»
ISIPó. Nombre de varias plantas trepadoras de grandes sarmientos, que crecen especialmente en la región subtropical. Se llama también sachaguasca. Se emplea para enchapar muebles finos.
En Misiones es considerada como el más poderoso antídoto vegetal contra la ponzońa de la víbora (isipó-hú). Machacada, la rama forma una espuma que embriaga. Sirve también para las hemorragias y flujos sanguíneos. Da cenizas ricas en sales de potasio. Sirve de especias en las comidas.
Es una hermosa enredadera, siempre verde, con flores blancas; sus flexibles troncos y tallos se utilizan como sogas para atar
el techado de los ranchos, trincar fuertemente las maderas de las hangadas, hacer cestos, etc.
ITIN (Prosopis Kuntzei). Árbol conocido también con los nombres de Carandá, Jacarandá, Yacarandá y Barda de Tigre. Crece en Formosa, Chaco, Santa Fe, Santiago del Estero, Córdoba, Catamarca, La Rioja, San Juan, Salta y Jujuy. Con su fruta se obtiene un tinte de color marrón oscuro que tińe fuertemente los tejidos sin decolorarse por el sol.
IZQUIERDA. En caló, cierta clase de llave.

Letra J



JABAO. Cordófono de tres cuerdas que usaban los naturales de Puerto Rico.
JABÓN. En lenguaje popular, miedo, temor, susto. Jabonarse: asustarse. Se jabonó: se asustó. Hacer jabón o hacer sebo son frases populares que expresan que se haraganea.
JABONCILLA. Planta americana conocida también con el nombre de jaboncillo; en algunas regiones de Venezuela le llaman parapara.


Compartir:


Página 232 de 562
 


Grupo de Paginas: