El Comité - pág.29 - Folklore Argentino

--20211019 1595 Visitas
el comité historia argentina folklore argentino caudillo positivo Nacimiento Partido Autonomista Nacional revolución del 90 roca radicalismo socialismo argentino testamento de Alem poetas del comité sistema electoral topargentino



Aparecen también por entonces, al calor de la renovación presidencial, numerosos comités y movimientos de circunstancias, como la Asociación Popular de Gregorio de Laferrére, en tren de empinarse sobre la ola de transacciones y acuerdos que desata la elección de Quintana.

El Comité

El comité de la Unión Electoral la víspera de las elecciones. Caras y Caretas, 1906.


Las aspiraciones políticas del flamante comediógrafo Laferrére no pasan desapercibidas para Cao, el popular dibujante de Caras y Caretas. quien le dedica una de sus "caricaturas contemporáneas" con el siguiente epígrafe:

"El autor de Jettator
demuestra con su labor
brillante espíritu crítico
y hace reír como autor
y reir como político."

Enrique García Velloso visita a Laferrére en su comité de la Asociación Popular, para ultimar detalles relativos al estreno de Jettatore.
Veamos cómo lo descubre en Memorias de un hombre de teatro; y confrontemos imaginariamente esta escena y este marco Con las escenas y el marco cotidiano del Círculo de Armas ("mi segundo hogar"), en cuya atmósfera transcurre en cierto sentido la vida de Laferrére:

"Frente por frente al antiguo edificio del Círculo estaba instalado el Comité, en una casa colonial,, hoy transformada en rascacielo.

El Comité

El edificio de la Casa del Pueblo, fundada por el Partido Socialista, en 1970.


"En el patio criollo departían una infinidad de tipos pintorescos. El mate cruzaba de mano en mano; de las habitaciones repletas de concurrencia salían voces como de disputa.

"Un negro, que parecía ser el cuidador de la casa, me hizo pasar a un pequeño escritorio, en cuyos muros se veían estampas de políticos porteños del pasado, predominando la cara varonil y atrayente de Adolfo Alsina. Ocupaban los asientos varias mujeres de aspecto modestísimo. Las había jóvenes y viejas, limpias y sucias, morenas y rubias. Eran esposas, madres, hermanas de individuos de acción, admiradores y perps fieles del presidente de la Asociación Popular.
Casi todas ellas venían a suplicar a Don Gregorio un socorro en metálico o a pedirle que influyera con Don Pancho (Don Pancho era el doctor Beazley, jefe de la policía a la sazón) para que largasen al deudo que la noche anterior se había desgraciado en alguna trastienda de almacén suburbano.

De pronto se abrió la puerta vecina y apareció un hombre elegante, simpático, sonriendo y alargando la mano a todas aquellas infelices. Con una celeridad admirable fue despachándolas. Al estirarles de nuevo la mano para decirles adiós, les daba con disimulo un billete de dinero. Después del coro de bendiciones y de ¡gracias! dichas en un tono de penetrante emoción, quedamos solos en el cuarto los dos."

El cuadro es perfecto y acaso no se aleje demasiado de la realidad. Es, como ha indicado David Viñas en su trabajo sobre Laferrére, "el tránsito de un genteman-escritor del club al comité, del recinto de las certezas del 80 a la típica escenografía referida a la competencia política; la pauta que Mansilla, Lucio López, Wilde o Cañé no habían necesitado asumir, ahora corresponde sostenerla".

"Vino Viejo en Odres Nuevos"

Las elecciones presidenciales de 1904 ponen de manifiesto las fricciones existentes en el seno de los partidos situacionistas del interior. El triunfo de Quintana, en este sentido, resulta el fruto de una tortuosa sucesión de acuerdos internos que evidencian el difícil equilibrio del Régimen y constituyen, en última instancia, una flagrante desnaturalización de la apertura entrevista en la ley 4161.

El Comité

La ciudad después de las elecciones. Fray Mocho, 1913.


El período que sucede a la elevación de Quintana está pautado por la frustrada revolución radical de comienzos de 1905 y por las intrigas de los grupos políticos conservadores, que marcan indeleblemente el estilo de la época. Cada paso político es el resultado de ese dilatado y trabajoso proceso de regateo y concesiones recíprocas que el lenguaje popular ha bautizado, con el nombre de trenza, a favor del cual surgen por entonces diversas agrupaciones, como la Coalición Popular (mitristas y pellegrinistas), que derrota a la oficialista Unión Electoral de Marcelino Ugarte en las elecciones para diputados nacionales de 1906.

Las muertes de Quintana y Pellegrini gravitan a su vez en la redistribución de fuerzas. En la provincia de Buenos Aires desaparecen los Partidos Unidos y se funda el Partido Conservador (31/7/1908), que brinda su apoyo político a Figueroa Alcorta, el sucesor de Quintana. En Santa Fe se crea la Liga del Sur (20/11/1908), dirigida por Lisandro de la Torre, y en Córdoba comienzan a actuar la Unión Provincial y la Concentración Popular, que años después se convertirá en Partido Demócrata (1913). En el seno del radicalismo se formaliza también una vieja presencia: la del antipersonalismo (o galeritas), acaudillado por Leopoldo Melo.

Por estos años se produce el retiro político de Roca, cuya figura ha pesado en el panorama nacional desde los lejanos días de 1874, y se verifica la creación de la Unión Nacional, que auspicia la candidatura de Roque Sáenz Peña, el renunciante de 1892, y frente a la cual la nueva Unión Cívica (creada en agosto de 1909) opone la candidatura de Guillermo Udaondo.

El Comité

"El presidente, hablando consigo mismo: -¿Dónde encontraré ministro?
El secretario, creyéndose interrogado: -En la M." PBT, 1906.


El fracaso de las gestiones iniciadas por la Unión Cívica Radical para obtener la reforma del sistema electoral ratifica a dicha fuerza en su posición abstencionista, actitud que circunstancialmente imita la Unión Cívica, luego de la derrota que sufre en las elecciones para senador por la Capital del 6 de marzo de 1910.
Dueña del terreno, la Unión Nacional obtiene el 13 de marzo de ese año la consagración de Roque Sáenz Peña, a quien acompaña Victorino de la Plaza.


Compartir:


Página 29 de 31
 

Paginas: