El Comité - pág.26 - Folklore Argentino

--20211019 1599 Visitas
el comité historia argentina folklore argentino caudillo positivo Nacimiento Partido Autonomista Nacional revolución del 90 roca radicalismo socialismo argentino testamento de Alem poetas del comité sistema electoral topargentino



Los personajes del Mocho son los desplazados por la distorsión estructural impulsada desde los días críticos del Unicato juarizta (aunque el proceso reconoce antecedentes más antiguos), los desplazados por el proceso de concentración terrateniente, de urbanización irracional, de estagnación productiva, para quienes la movilidad se reduce, en el mejor de los casos, al encuadre circunstancial en el sector terciario, particularmente en sus zonas más artificiales, improductivas y periféricas, o al parasitismo marginador de la pequeña política.

Para estos desplazados el arribista político llega a convertirse en un modelo óptimo y la inversión de valores, la mistificación de los datos de la realidad, adquiere la categoría de un insoslayable código de conducta.

En Política casera, del mismo Fray Mocho, repasemos otros datos de la picaresca comiteril durante la segunda presidencia de Roca:

"-Y ¿quién es tu padre, che..., pa venir a jujar de mi conduta nada menos qu´en asuntos de política? ... ¡Mirá!... Te v´y a dar un consejo pa que se lo trasmitás..., ¡pero como cosa tuya!...

"-¡Si tata, che, no tiene opinión! . .. Me ha dicho solamente lo que oyó en el almacén...

"-Mejor sería qu´estuvies en su trabajo, pa tener siquiera vainte pesos cuando su hija se los pide... Tu padre, que al fin no es más que un triste remendero media lengua, s´enllena la boca con sus paisanos, diciendo que su hija Catalina es nada menos que la mujer de don Calisto Vinales, pero conforme te refalás con un pedido cualquiera te saca el cuerpo y te deja que te rompás el bautismo... ¡Y vení a contarme a mí del cariño de tu padre!

"-Pero, mirá, Calisto... Tata tiene muchos gastos... Los muchachos se le han alzao y no quieren trabajar...

"-¡Música!... Yo no soy gringo como él, ¿sabés?; pero así, en criollo no más, le adivino los albitrios y no es quién pa ganarmelá cortao... ¿Por qué no te dio los pesitos en vez de venirte con l´agachada de si m´iba pa La Plata o de si m´iba´a quedar? ... Convéncete, che... Tu padr´es más chancho e lo que parece, y gasta jarab´e pico, como qu´es cosa barata...

"-¡Pobre tata! ... Se asustó cuando le dijeron que cambiabas de partido y ya está la explicación...

"-¡Cómo no, Clarita! ... ¿Y quién lo puede haber dicho que cambeo de partido, vamos a ver, si no son otros como él? ¿Y quiénes son ellos pa venir con dinidá y con firmeza e caráter cuando por cinco centavos te bailan la tarantela y lo hacen hasta con yapa?... ¡Que no embromen! ... ¡Mirá! ¿Sabés lo que hay en todo esto? ... Te lo v´y a decir en secreto, pa que lo desparramés más pronto con ayuda de tu familia qu´es toda tan inocente... P´allá pal mes de setiembre, m´hizo llamar un amigo y me pidió mi concurso p´al partido casarista, diciendomé, entre otras cosas, que yo no había de andar solo, pues estaba por el hombre la gente de más valer de todita la provincia... ¡Figúrate la bolada, che! ... ¡Claro! Mordí el freno... ¿Te acordás de unos cien pesos nuevitos con que te alumbré una tarde? ... ¡Bueno! Eran d´eso... Y después no hubo más cera y nos pedían el concurso, así no más, por vergüenza..., diciendo de que seríamos el dique p´atajar la corrución y de que algún día la historia se ocuparía de nosotros... Como pa historias y diques andaba la muchachada, che... ¡Claro! ... ¡Ni pisamos los atrios, y los ugartistas agarraron el soquete y salieron como alma que lleva el diablo! ... ¿Te eres que los casaristas nos quedamos a esperar que nos llovies´el puchero? ... ¡Pues no! ... Comenzaron agarrar p´al lao de los vencedores y a meterse bajo l´ala de los amigos probaos, y como yo me topé con Ciríaco el santiagueño, con quien siempre fuimos yunta, le conté mi desventura y él me dijo que yo no era sino víctima de mi propia fe, y me largó cinco pesos...

"-¡Eso es amigo! ... ¿Lo ves? ...

-¡Ya lo creo qu´es amigo! Es´es de los que no se despintan, che..., y saben lo qu´es andar en la mala. .. ¡Bueno! Y aquí me tenés, comprometido con él p´acompañarlo al infierno..., si es que allí le dan un calce... Y aura comparame esta conduta con la que oserva mi suegro y decime con franqueza si tiene perdón de Dios;.."

Los Poetas Del Comite

El comité criollo -cívico o autonomista, radical o conservador- tiene sus poetas y cantores, verdaderos voceros de los principios partidarios y del panegírico a la figura de turno, que animan con sus "tenidas" de contrapunto el ambiente fervoroso de las veladas pre-electorales.

Gabino Ezeiza, cantor casi legendario, fue uno de los puntales decisivos de´ la prédica radical. Enrolado en la "causa reparadora" desde los tempranos días de la Unión Cívica, participó en las revoluciones de 1890 y 1893, y a causa de ésta padeció prisión en la cárcel-aduana de Santa Fe.
La muerte de Leandro Alem no enturbió su segura fe en el triunfo de los principios radicales. En La sombra de Alem cantaba así:




Compartir:


Página 26 de 31
 

Paginas: