El Conventillo - pág.18 - Folklore Argentino

--20210906 1697 Visitas

Las imágenes del conventillo dominaron toda una época de nuestra historia urbana. Nacido a mediados del siglo XIX, tuvo su edad de oro en la década de 1880, como contracara miserable y calamitosa de la prosperidad que creimos inaugurar por esos años. Negocio lucrativo para muchos, marcó con sus estigmas a varias generaciones de inmigrantes y criollos y terminó por entrar -a través de la mitología, del tango y del sainete- en la leyenda de la ciudad.
  1. Prehistoria del conventillo
  2. El aporte inmigratorio
  3. "...Una especie de gusanera"
  4. La "época de oro" del conventillo
  5. Rawson se ocupa de los conventillos
  6. La literatura del conventillo
  7. El problema de íos alquileres
  8. La huelga de inquilinos
  9. "Cuatro en una pieza"
  10. La profesión del señor Sartorius
  11. El nombre de la mugre
  12. Tiempos viejos
  13. Integración y querella
  14. Eros conventillero
  15. Palomas y gavilanes
  16. El conventillo opina
  17. Tiempo de sainete
  18. El tiempo del tango
  19. Otra vez literatura
el conventillo folklore argentino historia conventillo Guillermo Rawson literarura conventillo alquiler conventillo huelga inquilinos conventillo inmigrantes conventillo argentina


"Un patio de conventillo,
un italiano encargao,
un yoyega retobao,
una percanta, un vivillo,
un chamuyo, una pasión,
choque, celos, discusión,
desafío, puñalada,
aspamento, disparada,
auxilio, cana... telón."

Carlos Mauricio Pacheco, como dijimos, es uno de los cultores más afinados del género. El Don Pietro de Los disfrazados, precursor de ciertos tipos del grotesco discepoleano, testimonia la desesperanza de la inmigración frustrada y encallada en el patio del conventillo.

"Don Andrés, Don Pietro, Vecina y el Chico

"ANDRES.- (A don Piétro que entra, siempre silencioso.) Oiga, don Pietro, ¿por qué anda asi tan abatido?

"PIETRO. - (Con energía. Mirando hacia su pieza.) E mire, don André ...
Osté me parece mecor que los otro...
Míreme bien. Haga er favor ¿Yo soy in zonzo, eh? Mire come me tratan la quente... Osté lo sabe, mi mo quier é mala, é mala como*una fiera, e me engaña co otro hombre, e sa ríe, sa ríen los dos, sa ríen perque yo soy un stúpido. Todos sa ríen e me miran co´l desprecio perque yo no grido, perque yo miro l?humo siempre, siempre así... E soy in povero disgraziato que no tengo fuerza per gridar come un leone, ¿sabe? E mordere con toda la rabia que tengo ...

"ANDRES. - Yó le daría un consejo de amigo ...

"PIETRO. - E diga, diga ...

"ANDRES. - Bueno, pues ... Usted debería de abandonar todo esto, a esta mujer y a esta gente, que se burla de usted. ¿Por qué no se va de aquí? Usted es fuerte para trabajar y para olvidar...

"PIETRO. - ¡Ma e? que non puedo .... don André! ... E que non puedo ne trabacar ne vivir perque tengo cá dentro la tormenta ... Osté vería, allá in l´imigraciún, cuando que vénimo del mío paese ... Entonces sí, era l´idea del trabaco e de la fortuna. E yo tenía la fuerza pe mové la tierra... ¡Ma, entonce no la había conucido, no me había stropiao así, il corazón, non había per me questa dolore! ... ¡Ahora non vargo ¡n pito! ¡Non siento mase come ante la volontá! ¡Soy lo?stúpido ... ella sa ríe, sa ríen los dos ... e yo tengo oco e non veo, e tengo la mano e non puedo! ... ¡A vece siento in frío grande, me pongo a tembrá con la rabia ... e quiero la vendetta! Ma la veo, e su voz, é su cara ... ¡Non poedo, non sé, don Andró, non sé qué hay cá drento, se l´odio o l´amore! ... ¡Non sé, non sé!... (Honda emoción.)

"ANDRES. - (Aparte.) ¡Pobre hombre! Vea, don Pietro, ¿sabe lo que vamos a hacer? Vamos a pasear ... ¡qué diablo! Hoy el mundo se divierte, vamos a disfrazarnos de hombres felices ... la felicidad es el disfraz de la pena ... Vamos a tomar unas copas. Venga.

"PIETRO. - Non tomo. La bebita me pone loco...

ANDRES. - Venga amigo. (Llevándolo.) Vamos a disfrazarnos bebiendo. Yo también tengo mi dolor viejo y lo disfrazo. El mundo es un carnaval... Verá. (Saliendo.) Verá qué careta de risa..."

Florencio Sánchez también se dejó seducir por el tema de la casa de inquilinato en El coventillo, pieza estrenada en el Teatro Marconi el 22 de junio de 1906, con música del maestro Payá.
Al día siguiente el cronista de La Nación comentaba:
"Es esta una obra sin mayores pretensiones. El autor sólo ha querido reproducir algunas escenas de la vida abigarrada del conventillo suburbano, y realiza su objeto adecuadamente. Los breves cuadros que nos presenta . El conventillo son variados, ágiles, y le ofrecen al autor la ocasión de trazar, como él sabe hacerlo, algunos tipos de verdadero carácter".

La pieza gustó, y Florencio tuvo que salir varias veces al proscenio a recibir los aplausos del público.

El Tiempo Del Tango

El conventillo también alimentó la veta de los poetas del tango, Estig-matizador, pendenciero, sentimental, por momentos trágico, siempre ar-quetípico, lo vemos reflotar en los versos de Flor de fango, El choclo. Bandoneón arrabalero, Mi noche triste, Justó el 31, Ventanita del arrabal, etcétera.

Julio Navarrine sorprendió en Oro muerto su costado más festivo:

"El conventillo luce su traje de etiqueta. Las pibas van llegando dispuestas a mostrar Que hay pilchas domingueras, que hay porte y hay silueta.

A los garabos guapos deseosos de tanguear. La orquesta de repente musita un tango fulo, La barra se desgrana buscando en el montón La princesita rosa de ensortijado rulo Que espera a su Romeo como una bendición."

El dueño de la casa
Atiende a las visitas,
Los pibes del convento
Gritan en derredor.

Las va de payador..."
Jugando a la "rayuela",
"Al salto", "a las bolitas",
Mientras un gringo curda

Vacarezza, gran mitólogo del conventillo, ubicó en un patio de inquilinato este debate precursor de tantas "mesas redondas" sobre el tema tanguero. En Tu cuna fue un conventillo polemizan Don Antonio y Rancágua:

"D. ANTONIO. - ¡No me hable de lo gotane, pe la madona! ... ¿Qué é esto de lo gotane?... ¡Puro caran can cangue! ... "Tírame con lo baulo", "Seguime se te parece" ... "Spiandá que te pisa Pauto" ... ¡é nunca sali-me d?allí! ... ¿Mé, qué me quiere enterpretare osté .con lo gotane? ¿Me lo quiere analesare? ...

El Conventillo

El costo de la vida. Caras y Caretas, 1907.

"RANCAGUA.- (Se enoja de golpe, tira el sombrero y se acomoda.)
"Vea compadre: ¡El tango, "y hablando en la dulce lengua "de Bettinoti y Gabino,
"es alegría y tristeza,
"es amor, odio, traición,
"es debilidad y es fuerza! ...
"Los chivatazos del reo
"que jura venganza eterna,
"cuando la paica "topián";
"y son los quejidos de ella
"cuando pianye en el cotorro
"las nostalgias de la ausencia.
"Es el reír de las pibas
"y el estrilar de las viejas.
"Es la ronda batidora,
"que allá en la noche siniestra
"dá el botón medio dormido
"sobre el umbral de una puerta ...
"¡Clarinada del rebembo!
"¡Campanazo é la asistencia! ...
"Y por fin, caro goruta,
"pa que mejor me comprenda:.


Compartir:


Página 18 de 24
 

Paginas: