Diccionario Folklórico Argentino - pág.48 - Folklore Argentino

--20191001 111538 Visitas

Diccionario Folklórico Argentino con más de 10.000 términos sobre tradiciones orales, cuentos, leyendas, proverbios y chistes, y cultura gauchesca, que va desde accesorios hechos a mano, como el mate, a rituales de las celebraciones argentinas, el asado, las danzas folclóricas y la forma del vida de los gauchos.
Diccionario Folklórico Argentino 10.000 términos tradiciones orales cuentos leyendas proverbios chistes cultura gauchesca folclore argentino topargentino


CABALLETE. En caló, bolsillo exterior y superior del saco. Lo mismo se la llama «Shuca arriba».
También es la maniobra que hacen los delincuentes de forma especial para hurtar dinero o alhajas.
CABALLITO. En el juego de fútbol, jugada ilícita con la que se hace caer de espaldas al rival. En el Perú, pequeńas balsas, compuestas de odres que se unen entre sí y permiten que en su parte central se acomode un hombre para remar.
CABALLITOS. Juego de azar que se efectúa con ocho caballitos de metal que, recibido el impulso, giran sobre una mesa; gana el que queda más cerca de la meta, que es un punto convencional.
CABALLITOS DE TOTORA. En el Perú es el haz de totora que emplean los indígenas para navegar.
CABALLO. El caballo ha constituido y constituye aún para el hombre de nuestro campo el elemento indispensable para poder realizar todas sus tareas: trabajar, trasladarse de un lugar a otro de la estancia, ir al pueblo, divertirse, etc.
En muchos cantares populares aparece el caballo y en ellos siempre se pone de relieve la estima que el hombre le profesa. En esta copla de Salta, el interés se halla por encima de la misma mujer:
Mi mujer y mi caballo se me fueron para Salta, como mi caballo vuelva mi mujer no me hace falta.
En Colombia, otra copla semejante lo canta así:
Mi mujer y mi caballo se me murieron a un tiempo; qué mujer ni qué demonios mi caballo es lo que siento. En Oaxaca, México, cantan: En los primeros truenos de [mayo,
se quedó mi casa sola, mi mujer y mi caballo, los dos pararon la cola; pero más siento a mi caballo porque mi mujer era de la [bola.
En cuanto al pelaje de los caballos, nuestro país presenta una extraordinaria variedad. Terrera los ha estudiado detenidamente en su obra y no pocos estudiosos se han dedicado exclusivamente al examen de un solo pelo. Se destacan entre los más conocidos: alazán, acebrado, atigrado, azulejo, barcino, barroso, bayo, blanco, bragado, cebruno, cenizo, colorado, chesches, embarrado, gateado, hosco, lobuno, malacara, moro, negro, nevado, oscuro, palomo, picaso, rosillo, tobiano, sabino, tordillo, tostado, yaguané, zaino, zarco, etc. Con respecto a las manchas, las más conocidas son: anca mora, albino, botas con delantal, cabos negros, corazón blanco o rosillo o moro o negro, gorro blanco, hocico moro, lunarejo, malacara, media luna, vaso blanco, vaso negro, etc.
CABALLO CARETO. Cierto pelaje de caballo. Denominación antigua dada en Cuyo al caballo pampa.
CABALLO PAMPA. Cierto pelaje de caballo.
CABALLOS. CREENCIAS, SUPERSTICIONES, ETC. En la región misionera para aquerenciarlos se acostumbra ponerles una trenza de su misma crin untada con grasa de gallina. En las carreras de caballos es excelente el procedimiento según se afirma de cortar los pelos de las ranillas de las patas del caballo contrario, para que pierda fuerzas y no pueda ganar.


Compartir:


Página 48 de 562
 

Paginas:
Grupo de Paginas: