Diccionario Folklórico Argentino - pág.32 - Folklore Argentino

--20191001 111522 Visitas

Diccionario Folklórico Argentino con más de 10.000 términos sobre tradiciones orales, cuentos, leyendas, proverbios y chistes, y cultura gauchesca, que va desde accesorios hechos a mano, como el mate, a rituales de las celebraciones argentinas, el asado, las danzas folclóricas y la forma del vida de los gauchos.
Diccionario Folklórico Argentino 10.000 términos tradiciones orales cuentos leyendas proverbios chistes cultura gauchesca folclore argentino topargentino


AVE DE MAL AGÜERO. Dícese del ave que se supone presagia una desgracia. Por extensión se aplica a otros animales o a las personas que también se presiente anuncian cualquier hecho desgraciado. Aves de mal agüero son la lechuza, el anó o yaguazú guairá, el carancho, las catitas, el carpintero, etc.
AVELORIADO. En Salta, estar alelado, como dando la impresión de no haber dormido y haber pasado mala noche en un velorio.
AVE NEGRA. Nombre que se da a los curiales metidos en pleitos no muy claros y a los empleados de las casas de pompas fúnebres que van a los hospitales, sanatorios y aun a las mismas casas de familia a cerciorarse de la muerte de alguien y ofrecer a los deudos sus servicios.
AVENTAJADO o AVENTAJAO. En el norte, ganar de mano. Además, tiene la palabra, según Rosenberg, un contenido mágico: Una bruja o un hechicero es «aventajado» por otro cuando con sus poderes domina al adversario. Aquí la cosa es cuestión de amuletos.
AVERIADA. Dícese de la mujer que está encinta, especialmente de la que no está casada.
AVERIARSE. Concebir la mujer fuera del matrimonio.
AVESTRUCERAS. Boleadoras de tamaño más pequeño que las potreras, empleadas para la caza de estas aves.
AVESTRUZ. Ver: Ñandú.
AVIADOR. En Entre Ríos, el que coimea en el juego de la taba. En Cuba, invertido. En México, persona que cobra un empleo sin trabajar. En casi toda América del Sur y Cuba, la persona que facilita dinero en calidad de préstamo a labradores, mineros, etc.
AVIAR. Suministrar, aportar, abastecer. En casi toda América prestar dinero a los agricultores o ganaderos. Según Lugones (h.) también dar dinero a una persona para participar en las ganancias.
AVICOCHARSE. En caló, viejo, inhábil.
AVÍOS. Implementos necesarios o imprescindibles para determinados fines. Así, por ejemplo, los avíos del mate los constituyen la pava, el mate, la bombilla y la yerba (si no es cimarrón, el azúcar también).
Igual significado en Río Grande del Sur. En casi toda América, avío es el conjunto de carruajes y bestias de tiro y silla, con los peones y mozos correspondientes, que los hacendados previenen para sus viajes. Montura o conjunto de arreos de una caballería de silla.
AVISE. ¡Avise al ciego!, exclama el juez de una riña cuando una de las aves pierde la visión. Entonces ordena que lo peinen; vale decir, que lo toque el corredor con la mano, para hacerle creer que su rival prosigue hiriéndolo.
AYUDA. En la campaña, enema.
AYUDANTE. En la faena de la esquila, la persona encargada de curar los tajos o lastimaduras que se producen a los animales durante la labor. El término no es muy usual.
AZAFRAN (Cnicorthamnus Lorentzii, Grisseb). Arbolito que crece en Tucumán, Jujuy y Salta, alcanzando hasta cuatro metros de altura. Se hace con sus hojas un té, considerado diurético y aun purgante. Las flores, que son amarillas, se emplean también en infusión para colorear pastas.


Compartir:


Página 32 de 562
 

Paginas:
Grupo de Paginas: