Diccionario Folklórico Argentino - pág.5 - Folklore Argentino

--20191001 111517 Visitas

Diccionario Folklórico Argentino con más de 10.000 términos sobre tradiciones orales, cuentos, leyendas, proverbios y chistes, y cultura gauchesca, que va desde accesorios hechos a mano, como el mate, a rituales de las celebraciones argentinas, el asado, las danzas folclóricas y la forma del vida de los gauchos.
Diccionario Folklórico Argentino 10.000 términos tradiciones orales cuentos leyendas proverbios chistes cultura gauchesca folclore argentino topargentino

ya cuando nadie
te ame
ˇAy! tú sólita volverás.
ACHERO. En el norte, el vacuno o caballar que carece de marca o seńal.
ACHICORIA. (Chichorium intybus L.). Conocida también como «yerba amarga», radicha, radicheta, almirón, lechuguilla
o yerba de café, la achicoria es una planta herbácea de unos 20 centímetros de alto en estado silvestre; puede llegar hasta a metros cuando se la cultiva. Las hojas de achicoria constituyen una verdura muy útil, sobre todo en forma de ensaladas, resultando aperitivas y, cuando se comen en bastante cantidad, ligeramente laxantes. Se ha observado que los animales vacunos y los ovinos, al pacer por los montes, buscan y escogen la achicoria silvestre cuando el intestino les induce a purgarse.
ACHINADO. Sin obedecer a una razón racial, se denomina con el despectivo mote de achinado a las personas de facciones toscas y aindiadas del tipo pampa que presenta ojos ligeramente oblicuos, bigotes largos y caídos y abundante y dura pelambre.
ACHIRA. (Canna indica). Planta que crece en los terrenos húmedos de nuestro país y casi toda América, cuyas hojas machacadas se emplean para curar las heridas apenas se producen. De sus semillas hervidas se obtiene un tinte de color rojo.
ACHISPADO. Estar algo alegre por la bebida, sin llegar a la borrachera.
ACHO. En el noroeste, el acullico que se arroja. Es posiblemente uno de los sufijos más usados en el habla popular argentina. Se le usa indistintamente para hablar de la buena o mala calidad de una cosa, o bien para acentuar los caracteres inherentes a una persona o cosa. Así, por ejemplo, refiriéndonos al vino, es frecuente oirle llamar vinacho, al buen vino y también al vino de inferior calidad; desconfiadlo, a la persona muy desconfiada; vivacho, a la persona muy lista para obtener ventajas; puntadlo, a la que está muy vinculada, especialmente en política, y puede obtener éxito en ciertas gestiones.
ACHUPALLAS. En el noroeste, juegos limitados de pesas correspondientes al sistema antiguo hechas con piedras pulidas. Prácticamente, hoy en desuso, eran utilizadas en pesadas groseras y hasta en balanzas improvisadas.
ACHURA. Menudos o parte de ellos de vacunos especialmente, los que constituyen un plato predilecto en las comidas del campo. Garzón ańade: «Cualquier pedazo o lonja de carne que se corta o separa en el acto de la carneada de la res o de la distribución o colocación de las piezas, particularmente si es para comerlo en seguida??.
ACHURAR. Herir o matar a cuchilladas. «Lo achuró», significa que lo dejó, pues, muerto o muy herido con un arma blanca. También quitar las achuras a una res y aun sacar su parte en un despojo.
ADICIONADO. En nuestra campańa, animal estropeado, y muy especialmente aquel que presenta sobrehuesos, vejigas, etcétera.
ADIVINANZAS. Acertijos o especies de enigmas que se dicen en reuniones familiares con el propósito de acertarlos. Constituyen un entretenimiento muy difundido en nuestro país y en toda América latina especialmente.


Compartir:


Página 5 de 562
 

Paginas:
Grupo de Paginas: