Julian Aguirre - pág.3 - Biografías de Argentinos

--20191012 2322 Visitas

Julián Aguirre nació en Buenos Aires, el 28 de enero de 1869. Músico desde su juventud, descolló por sus dotes de pianista. Dejó una importante producción musical. Murió en la misma ciudad, el 13 de agosto de 1924.

Julian Aguirre. Otra tarea hacia la que se sintió atraído y que ejerció con autoridad y penetración realmente superiores fue la crítica. En las páginas de la revista El Hogar ha quedado la mayor parte de sus escritos. Modelos de cultura, de seguridad en el gusto y en el concepto, de equilibrio y, a la vez, de buena prosa, esos escritos, cuyo interés desborda al motivo circunstancial, merecen ser conservados, leídos y meditados entre otras razones para tener una idea exacta de la distancia inconmensurable que separa a ese tipo de crítica inteligente y constructiva, de la negativa. Si a veces alguna ironía asoma ha de ser siempre elegante, sutil, nunca amarga ni hiriente, como cuadra al señorío que en Aguirre fue virtud natural.
En Julián Aguirre coexistieron admirablemente dos facetas de una personalidad. En otras palabras, que el artista estuvo a la altura del hombre y viceversa. Fue la suya, repetimos, una bella personalidad humana. «Julián Aguirre o la discreción» es el título de un hermoso estudio que Marcos Victoria publicó, en 1933, en la página literaria de La Nación. Así fue que en su tomo florecieron siempre el efecto y el respeto. Cuanto la vida puede ofrecer de bello -repetimos el vocablo, insustituible- le atrajo y le interesó. Fue cordial con sus semejantes y se mostró sensible a todo aquello que la Naturaleza y el espíritu han aportado a fin de que la existencia pueda ser más noble, útil v agradable; lo mismo un paisaje que un buen libro, un cuadro interesante o el juguetear rumoroso de un niño. Uno de esos niños que, andando el tiempo, cantaría esas singulares canciones escolares en los que resplande el estro de Aguirre; o, simplemente, una de esas partidas de ajedrez -su «obby» diríamos, empleando un término que por entonces no se usaba- a las que dedicó largas horas. La música sobre todo, junto al afecto hogareño, en esa familia de la que Margarita del Ponte, hija del famoso pianista y pedagogo italiano incorporado a la vida musical argentina, desempeñó el inimitable papel de la gran compañera.
El catálogo de la producción musical de Julián Aguirre incluye las páginas que a continuación se indica:

Para piano: Aires Nacionales Argentinos (4 volúmenes); Idilio, Huella, Romanza, La danza de Belkis, Intimas Nos. 1 y 2.
Para Canto: Canciones Argentinas, Las mañanitas. Serenata campera, Rosas orientales, Caminito, El nido ausente, Huella, Chansons pour elle, Jardins, y un álbum que contiene La lune. Le ciel est transí, Ton image, La rose, Berceuse y Llorando yo en el bosque.
Para coros sin acompañamiento: Matinal, Emblema, La clase, Pasional (a 4 voces) y Madrigal (a 5 voces).
Canciones escolares: Fábulas (2 cuadernos), Luna blanca. Las banderas. Bajaron los ángeles. Los reyes magos. Al borde del agua. Duérmete niño, Fiesta en la aldea. Era un ratoncito. La rosa y la mosquita (a 2 voces), Don Gato, La princesita, Arre caballito, El zorzal.


Compartir:


Página 3 de 4
 

Paginas: