Luis María Drago

Luis María Drago Top Argentino

Biografías de Argentinos

12-10-2019 27 Visitas

Luis María Drago nació en Buenos Aires, el 6 de mayo de 1859. Jurisconsulto. Periodista y político de nota. Diputado. Ministro de Relaciones Exteriores y Culto. Autor de innumerables obras y de la famosa “ Doctrina Drago”, de repercusión mundial. Falleció en Buenos Aires, el 9 de junio de 1921.

Luis María Drago.
Grandes Argentinos

Nació en Buenos Aires, el 6 de mayo de 1859, siendo hijo del doctor Luis M. Drago, médico argentino, y de doña Estela Sánchez, descendiente de don Modesto Sánchez, coronel de la Independencia. Hizo sus estudios en la ciudad natal, y se graduó de abogado en la Universidad de Buenos Aires en 1882, con una tesis sobre El poder marital. Consagrado a los estudios jurídicos que le dieron temprana notoriedad publicó sus primeros trabajos relativos a esa especialidad, como su tesis, a la que le siguió La literatura del slang (1882).
La idea del Derecho (en colaboración con José Nicolás Matienzo. 1883); Colección de fallos en materia civil y comercial (1886); El procedimiento criminal en la provincia de Buenos Aires (1887), y Los Hombres de presa (1888). De esta última obra, que consagró su reputación, se hicieron dos ediciones (la segunda con un prólogo de Francisco Ramos Mejía), y una traducción italiana con el título I criminali nati, con introducción de César Lombroso (Milán, 1890). El texto de la segunda edición fue reimpreso en 1921 por La Cultura Argentina. Tuvo actuación en el periodismo como corrector de pruebas en el diario La Nación, colaboró en La Tribuna Nacional dirigida por Olegario V. Andrade y fue redactor en jefe de El diario de Manuel Láinez. En 1890, al ser intervenida la provincia de Buenos Aires, siendo fiscal de Estado, renunció a su cargo por solidaridad con el gobernador, y se dedicó a su profesión de abogado. Dejó en ella testimonio de su talento jurídico, en sentencias de alto valor. En 1902, el Partido Autonomista lo llevó a la Cámara de Diputados, integrando la llamada «lista de oro», donde el brillo de su personalidad se acrecentó en los tres meses que duró su actuación. Intervino en debates como el de la fusión de los ferrocarriles, el de las incompatibilidades parlamentarias, en proyectos como el de reformas al régimen de bienes de la sociedad conyugal y sobre la «movilidad de los jueces» y camaristas del fuero ordinario. En agosto de 1902. se le designó Ministro de Relaciones Exteriores. En el desempeño de ese cargo produjo, en el mismo año. una nota célebre sobre el conflicto en que se hallaba la República de Venezuela, oponiéndose a la intervención de países extranjeros para cobrar coercitivamente las deudas públicas. Su tesis, expuesta en La República Argentina y el caso de Venezuela (1903), y en Cobro coercitivo de deudas públicas (1906) pasó a ser conocida en Derecho Internacional bajo el nombre de «Doctrina Drago»; su autor tuvo oportunidad de exponerla brillantemente en la Conferencia de la Paz, reunida en La Haya (1907). Esa doctrina ha inspirado una copiosa bibliografía que da medida de su importancia. Luego fue miembro del tribunal que dio solución a la cuestión de las pesquerías de Terranova, entre los Estados Unidos y Gran Bretaña.


Compartir:




Paginas: