Estás en...
José S. Alvarez (Fray Mocho) Biografías ArgentinosBiografías Argentinos

José S. Alvarez (Fray Mocho) nació en Gualeguaychú, el 26 de agosto de 1858. Destacado periodista, utilizó el difundido seudónimo de “ Fray Mocho” y de “ Fabio Carrizo” . Escribió obras de gran importancia en la literatura argentina. Su deceso se produjo en Buenos Aires, el 23 de agosto de 1903.


José S. Alvarez (Fray Mocho)
Fecha 12-10-2019 4 Páginas 1 Imágenes

José S. Alvarez (Fray Mocho).

Grandes Argentinos

José S. Alvarez, cuya personalidad literaria es más conocida por el difundido seudónimo de Fray Mocho, era oriundo de Gualeguaychú. Nació el 26 de agosto de 1858 en una casa de severas líneas coloniales, ancho zaguán, aljibe y patio soleado, como la mayoría de las residencias provinciales de su tiempo.
Acerca de la inicial que acompaña a su nombre de pila, se sabe que fue un producto de su propia creación, pues en el acta de nacimiento corresponde al nombre de Zeferino, escrito con Z por el teniente cura don Millán Zavala, que le administró los santos óleos. Cabe suponer sin esfuerzo que la cacofonía de José Z. no le sonaba bien y andando el tiempo transformó la letra en S., circunstancia que intrigó posteriormente a sus biógrafos.
Su personalidad se forjó en el hogar y bajo la proyección del medio físico, tipos y costumbres de la época, que supo evocar con emoción en páginas memorables. Fue un hombre identificado con la tierra, y ese rasgo fundamental, acentuado en Un viaje al país de los matreros, se advierte en su obra literaria.
De la primera etapa de su vida, cuando en la quieta y sosegada villa natal frecuentaba la escuela particular de don Olegario Erraz -contaba apenas cinco años- data el apodo que con el andar del tiempo se transformó en seudónimo, por el cual tuvo singular preferencia y con el que se identificó al punto de eclipsar su verdadero nombre.
«¡Quédate quieto, camero mocho!», le había dicho el maestro, aludiendo a dos rulitos que José exhibía en ambos lados de la frente.
La versión está ratificada por Roberto J. Payró en Evocaciones de un porteño viejo, que recuerda la siguiente respuesta de Alvarez:
«Es simplemente -dijo- un apodo que me pusieron mis condiscípulos del Colegio del Uruguay. Y no sé a ciencia cierta cómo se les ha ocurrido...» «Más tarde adopté el mote como seudónimo periodístico, muy tranquilamente, porque no he sido ni seré carnero de Panurgo, y porque... tengo demasiada punta para ser Mocho.»
Por su parte, Ernesto Morales supone que provenía de su manera de caminar ladeada, o como se dice en términos gauchescos con referencia al ganado, era lunanco o mocho.
La verdad, es que esa leve inclinación al andar que lo caracterizó fue secuela de una intervención quirúrgica en el pulmón, durante la cual le fueron extraídos tres fragmentos de costillas. A través de la piel que cubría el hueco percibíanse los latidos del corazón. Ese ladearse fue quizá un gesto instintivo para proteger el órgano vital, que palpitó tan intensamente en admirables páginas de auténtico sabor telúrico.
De los primeros tiempos en la provincia natal se sabe que ingresó como becado del gobierno entrerriano al histórico Colegio Nacional de Concepción del Uruguay. Cursado el tercer año debió suspender sus estudios al cerrarse las becas por causa de la precaria situación del erario público.

Compartir:


Paginas:

También te puede gustar
Rafael Obligado
Rafael Obligado
- Biografías Argentinos

Caballo Rico
Caballo Rico
- Hípica Argentina

Ildefonso de as Muñecas
Ildefonso de as Muñecas
- Biografías Argentinos

Luis María Drago
Luis María Drago
- Biografías Argentinos

José Gervasio Artigas
José Gervasio Artigas
- Biografías Argentinos


Datos de trafico
Comienzo: 2-Jun-2020
Fecha: 6-Jun-2020, 08:46
Total de visitas: 2298
  - Maximo: 770 3-Jun-2020
    •  Ayer: 512
    •  Hoy: 123
- Visitantes Unicos -
  - Record: 400 3-Jun-2020
    •  Ayer: 155
    •  Hoy: 5
- Navegando Ahora -
  - Record: 12 3-Jun-2020, 19:48
  - Maximo Hoy: 2 06:12
  - Maximo Ayer: 4
  •  Ahora: 1
  Tu IP:   34.204.193.85