Felix Frías

Felix Frías Top Argentino

Biografías de Argentinos

12-10-2019 181 Visitas

Felix Frías nació en Buenos Aires, el 12 de marzo de 1816. Periodista notable. Formó parte del “Salón Literario” de 1837, y de la “Asociación de Mayo”. Combatió a Rosas. Fue diputado, senador y convencional a la reforma de la Constitución de 1853. Católico ferviente. Falleció en París, el 9 de noviembre de 1881.

Felix Frías.
Grandes Argentinos

Los argentinos nacidos cuando las provincias que constituyeran el Virreinato del Río de la Plata ya se habían declarado nación libre y soberana, distinguiéronse, en su mayor parte, por el ardor del patriotismo que demostraron en su vida y sus obras. Y uno de esos patriotas valientes y sacrificados que integraron aquella generación argentina, fue Félix Gregorio Frías.
Distinguido por su patriotismo sobresalió igualmente por una característica muy especial. Como bien dijo Pedro Goyena en la Introducción de las Obras Completas de Frías: «Ninguno de los proceres de nuestra patria lo supera en la pureza de sus sentimientos, en la elevación de sus miras y en la trascendencia de su acción social. El ligó su memoria a una causa inmortal, y el Señor, que no le faltó en la tierra para ser virtuoso, tampoco le habrá faltado en el cielo para recompensarlo con la abundancia de su infinita bondad.»
Hijo de un santiagueño (Félix Ignacio Frías) y de una tucumana (Luisa Molina Villafañe) nació en Buenos Aires el 12 de marzo de 1816.
En 1830 entró en el Ateneo de estudios secundarios dirigido por Pedro De Angelis e, inmediatamente, se hizo notar por su inteligencia, aplicación y seriedad.
Su padre, diputado del Congreso Nacional del año 1825 que sancionó la Constitución Nacional del año siguiente, fue el gran maestro que el joven Félix tuvo en la adolescencia. Por eso, cuando en el año 1831 muere Félix Ignacio Frías a consecuencia de un accidente de coche, el hijo se sintió desamparado. Para mayor desgracia la familia Frías-Molina no poseía medios de fortuna. La madre tuvo que hacer frente, con, menos que escasos recursos, a las necesidades de un hogar con doce huérfanos a su cargo. Sin embargo no permitió que los hijos dejaran sus estudios y Félix Frías pudo llegar a la Universidad porteña para seguir la carrera de abogado. Además trabajó para ayudar a sus hermanos menores, siendo nombrado en 1835 escribiente en el Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de don Felipe Arana.
Su verdadera vocación era, empero, de sociólogo y político. Ansiaba llegar al conocimiento pleno de lo que más interesa a su patria: cuál ha de ser su definitiva forma de gobierno y de qué manera se llevará a cabo la organización política, ya que sus dos primeras Constituciones (la de 1819 y 1826) habían fracasado y no existía un gobierno nacional capaz de unir a las provincias.
Empujado por su vocación constituyó con otros estudiantes de Derecho que poseían las mismas inquietudes, una «Asociación de Estudios Históricos y Sociales», en la casa de Miguel Cañé (padre del futuro autor de «Juvenilia»). Asimismo concurría asiduamente a la Librería de Marcos Sastre y, en 1836, formó parte del Salón Literario que éste fundó con la «elite» intelectual de Buenos Aires.
En 1838 integró el grupo de cuarenta jóvenes que fundan la célebre sociedad patriótica llamada primeramente, «La Joven Argentina», y más tarde, «Asociación de Mayo».


Compartir:




Paginas: