Estás en...
Fray Mamerto Esquiú Biografías ArgentinosBiografías Argentinos

Fray Mamerto Esquiú nació en Piedra Blanca (Catamarca), el 11 de mayo de 1826. Virtuoso sacerdote franciscano y orador notable. Pronunció famosos sermones. Fue periodista, diputado, convencional y obispo de Córdoba. Falleció en Catamarca, el 10 de enero de 1883.


Fray Mamerto Esquiú
Fecha 12-10-2019 6 Páginas 0 Imágenes

Fray Mamerto Esquiú.
Grandes Argentinos

Entre los prisioneros españoles capturados en el Alto Perú durante la guerra de la Independencia, que fueron internados en Catamarca, iba un apuesto soldado del Regimiento Fijo de Infantería; se llamaba Santiago Esquió.
Como sus compañeros, cumplió el confinamiento en la ciudad, y cuando recuperó la libertad casó con una hija del lugar, doña María de las Nieves Medina, de familia principal, estableciéndose en La Callecita, Departamento de Piedra Blanca (hoy Fray Mamerto Esquió), donde se dedicó al cultivo de la tierra.
De ese matrimonio nació, el 11 de mayo de 1826, Mamerto de la Ascensión Esquió, con tan escasas fuerzas que con toda urgencia fueron en busca del padre franciscano Francisco Cortés, confesor de doña María de las Nieves, para que le administrara el sacramento del bautismo, prometiendo los padres en sus oraciones vestirlo con el hábito franciscano si salvaba la vida. Desde los cinco años y hasta su muerte Mamerto de la Ascensión vistió el sayal.
En el hogar de los Esquió, abundantísimo en bienes espirituales, Fray Mamerto Esquió evocó la ejemplar austeridad de aquella familia en una carta fechada el 14 de octubre de 1855, cuando contaba veintinueve años. «Seis éramos los hijos venturosos de estos padres tiernos, que sin bienes de fortuna y en el humilde estado de labradores, eran felicísimos en la tranquilidad de su virtud y resignación, y en las dulzuras de una vida contraída exclusivamente a su familia y
a Dios; la discordia, el espíritu de maledicencia, la avaricia, la injusticia, ninguna pasión enemiga de los hombres ha penetrado en el santuario del hogar paterno; allí ha reinado una paz inalterable y una ocupación incesante, estéril de progreso en la fortuna, pero copiosa en las dulzuras con que sazonaba la satisfacción de todas nuestras necesidades. Y el santo nombre de Dios se invocaba desde la mañana a la noche. Aún no aclaraba el día sus primeros crepúsculos y la voz de mi padre sonaba como el acento de un ángel de Dios sobre toda la familia, que de rodillas alternábamos los cánticos del Trisagio y las oraciones de la mañana.
«Después de esto se concedía una corta holganza y salía mi padre con los instrumentos de cultivar la tierra, al hombro, al recinto de una heredad muy estrecha pero avara sin medida del sudor de su anciana frente. Mi hermano y yo caminábamos a la escuela y mi madre y mi hermana, ángeles tutelares del hogar doméstico, se aplicaban a la rueca y al telar y a preparar con sus propias manos el alimento de su esposo y de sus hijos. A mediodía se volvían a reunir todos en el seno de una paz profunda, y contentísimos con una refección sumamente frugal, se separaban después de un breve descanso para ir cada uno a su tarea y no juntarse sino a la entrada del sol.

Compartir:


Paginas:

También te puede gustar
Fiestas Célebres Argentinas de Marzo-Abril
Fiestas Célebres Argentinas de Marzo-Abril
- Folklore Argentino

Partidos Políticos Letra M
Partidos Políticos Letra M
- Politica Argentina

Carlos Morel
Carlos Morel
- Biografías Argentinos

Bernardo de Irigoyen
Bernardo de Irigoyen
- Biografías Argentinos


Datos de trafico
Comienzo: 31-Dec-1969
Fecha: 29-May-2020, 10:55
Total de visitas: 5970
  - Maximo: 678 19-May-2020
    •  Ayer: 468
    •  Hoy: 209
- Visitantes Unicos -
  - Record: 310 23-May-2020
    •  Ayer: 221
    •  Hoy: 81
- Navegando Ahora -
  - Record: 12 27-May-2020, 15:34
  - Maximo Hoy: 9 00:01
  - Maximo Ayer: 9
  •  Ahora: 1
  Tu IP:   3.231.226.13